Figura en el contrato del seguro del coche: Conductor

//Figura en el contrato del seguro del coche: Conductor
Conductor

Uno de las figuras más importantes de entender en el ámbito de los seguros para coches, es la del conductor. Es necesario saber cuáles son sus obligaciones y funciones a la hora de contratar una póliza, por eso, en este post desarrollaremos esta categoría.

El conductor es la persona que habitualmente conduce el vehículo. Basándose en su edad, experiencia al volante o siniestralidad las aseguradoras calculan el valor del seguro, junto con las particularidades del vehículo a asegurar.

Sólo el conductor o designado en el contrato del seguro pueden conducir el coche completamente cubierto por la póliza en caso de que ocurra un siniestro.

Suele ocurrir que en muchos hogares hay un solo vehículo, que, habitualmente, lo conducen varias personas, en estos casos, ¿es recomendable declararlos en el contrato de la póliza?

La respuesta a esta pregunta es sí, no solo es recomendable, sino que es un requisito en el contrato del seguro, es decir, es de carácter obligatorio. Es necesario que la aseguradora esté al tanto de las personas que conducirán el coche ya que cada uno de ellos tiene un perfil de riesgo diferente, de acuerdo a sus características personales, como edad, sexo y años de experiencia de conducción; al incrementar el número de conductores, aumenta también el riesgo de un siniestro.

La aseguradora debe tener la información necesaria para considerar el riesgo real de que ese coche sufra un accidente, por ello, es fundamental que sepa quién lo va a conducir. Conocer a todos los conductores permite un aseguramiento adecuado.

En el contrato del seguro del coche pueden aparecer distintas figuras jurídicas o categorías en las que no tiene porqué figurar la misma persona: el propietario del coche, el tomador del seguro y el aconductor o conductores, ya que si se trata de varias personas que conducen el coche, pueden incluirse conductor principal y conductores ocasionales.

Estas dos categorías derivadas de la figura del conductor, la de conductor principal y conductor secundario o conductores ocasionales, dependiendo de la aseguradora, se diferencian en la frecuencia de uso del vehículo.

Estas serán en el contrato del seguro quienes estarán más o menos expuestas a sufrir cualquier tipo de accidente, por lo que serán quienes estarán protegidos por la póliza del coche, ya que son las personas de las que la compañía tiene constancia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies