¿Una persona distinta al propietario puede asegurar el coche?

/, Noticias/¿Una persona distinta al propietario puede asegurar el coche?
llave del coche

A la hora de contratar una póliza de seguro, es necesario entender una serie de términos que designan funciones y responsabilidades diferentes dentro de este ámbito, entre ellos se encuentra la figura del propietario, que te explicamos a continuación.

Se denomina propietario o propietaria al titular o dueño del vehículo asegurado. Su nombre aparece reflejado en el permiso de circulación del coche y es quien tiene la obligación de asegurarlo, también, será quien cobre las indemnizaciones que tengan que ver con la pérdida total o parcial del mismo en caso de sufrir un accidente.

El propietario será responsable en caso de que el conductor no asuma su responsabilidad en un siniestro. De la misma forma, si el vehículo circula sin tener un seguro en vigor, será sancionado junto con el conductor.

¿Una persona distinta al propietario puede asegurar el coche?

La respuesta a esta pregunta es sí; pero para aclarar los matices de esta afirmación, es necesario diferenciar cada una de las figuras jurídicas presentes en el procedimiento que implica asegurar un coche, es decir, tomador, propietario y conductor.

El tomador es básicamente la persona física o jurídica que firma el contrato con la aseguradora y por ello, asume las obligaciones del mismo, como el pago de la prima acordada. Esta figura es de vital importancia ya que tiene la facultad de renovar el seguro o interrumpir su renovación, dejando de pagar la prima dentro del período de cancelación pactado. De forma resumida, es el pagador del seguro.

El propietario, tal como se explicó anteriormente, es el titular del vehículo asegurado y en caso de que este no cuente con el seguro obligatorio, será multado.

El conductor es la persona o personas que han sido declaradas en el seguro por el tomador como conductores del vehículo y que están bajo su amparo en caso de que ocurra un siniestro.

Así pues, puede presentarse como escenario uno en el que la persona que compre el vehículo, es decir, el propietario, sea quien contrate la póliza de seguro (figurando como tomador) y se designe como conductor del mismo. Sin embargo, aunque sea obligación del propietario contar con un seguro, puede ser otra persona la que ejerza como tomador y pague la póliza.

No obstante, existe una modalidad de contratación obligatoria por los propietarios de todo vehículo, llamada seguro obligatorio del automóvil que cubre la responsabilidad civil del propietario del coche y del conductor, esto en el caso de que no sean la misma persona, por los daños y lesiones que causen a terceros. En esta modalidad, el tomador  del seguro debe ser el mismo propietario del vehículo.

Otra circunstancia en la que el propietario y el tomador deben ser la misma persona, podría llegar a suscitarse en los casos donde el propietario del coche sea una persona menor de 25 años. Aunque cada aseguradora presenta diferentes condiciones, en estos casos también suele tenerse en cuenta si el propietario tiene o no carnet de conducir.

Dado el caso en el que el propietario del coche sea menor de 25 años y no tenga carnet de conducir, la aseguradora puede exigir un documento en el que se defina que este no va a conducir el coche.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies